sábado, 27 de febrero de 2010

Un estilo de Escritura Hebrea llamado Quiasmo



Un estilo de escritura hebrea, es el llamado "quiasmo" o "Chiasmus", el cual ha sido usado por muchos autores semíticos por cerca de 3000 años. La cultura hebrea (la del Antiguo Testamento) usó este estilo en muchas partes del sus escrituras.El quiasmo consiste en una progresión de ideas o elementos escritos en forma que se dirigen a un tema principal y luego las mismas ideas o elementos se escriben en reversa alejándose del punto principal. Un quiasmo simple es un paralelismo con los elementos de la segunda línea en reversa. Por ejemplo sencillo seria el diagrama de paralelos en el Salmo 124:7
Este cruzamiento fue notado primero por teólogos alemanes e ingleses, en el siglo XIX, pero la idea tuvo que aguardar hasta la década de 1930 para que alguien la pudiese dar a conocer al mundo (Nils Lund) en una forma convincente. Actualmente son comunes los artículos que hablan acerca del tema. Gracias al descubrimiento del quiasmo, se ha logrado tener una mayor comprensión de la literatura bíblica, un ejemplo de esto seria el Salmo 3:7-8, el cual dice: "... Sálvame Dios mío; Porque tu heriste a todos mis enemigos en la mejilla; Los dientes de los perversos quebraste. La salvación es de Jehová..." a primera vista, este versículo no tiene nada de raro, excepto alguna redundancia en las ideas; sin embargo, si disponemos este versículo en la siguiente forma, veremos algo que quizás no habíamos notado:
Ahora resulta bastante claro que la repetición y la redundancia no eran algo casual, sino que era la idea original del autor, una idea que expresa una gran belleza y refinación literaria, y que es típico de los pueblos del medio oriente, donde se escribió la Biblia.Otros ejemplos de la Biblia pueden ser Génesis 7:21-23, Salmo 58, Isaias 55:8, Isaias 6:10, etc. Sin embargo, resulta interesante el ver que algunos de los mayores y mas espectaculares ejemplos de quiasmo, se encuentran en el Libro de Mormón.El Libro de Mormón afirma haber sido escrito por descendientes de personas que vivieron en el área del medio oriente, donde se utilizo mas profusamente el estilo del Quiasmo, y en sus escritos exhibe muchos y complejos ejemplos de quiasmos, los cuales muy difícilmente se pueden explicar de haber sido escritos por José Smith (o por cualquier otra persona del siglo XIX), debido a que los primeros estudios serios sobre quiasmos fueron publicados en Europa mas de 10 años después de la muerte de José, y en el mismo Libro de Mormón fueron descubiertos recién en los años 60 por John W. Welch. Algunos ejemplos de quiasmos en el Libro de Mormón pueden ser:

En este pasaje el uso del paralelismo es centrado en el peligro de la transgresión (pecado) y la importancia de tomar sobre nosotros el nombre de Cristo.Otro interesante ejemplo, lo constituye Alma 41:13-14 con su mensaje sobre el termino "restauración":Oh, hijo mío, tan no es el caso; sino que el significado de la palabra restauración es volver de nuevo mal por mal, o carnal por carnal, o diabólico por diabólico;


este ejemplo, constituye un uso de paralelismo aun mas complejo que los clásicos, en los cuales Alma explica a su hijo el hecho de que si hacemos tales cosas esas serán las que nos serán restauradas en el día final. En el libro de Nefi, se encuentran muchos ejemplos de Quiasmos, de hecho, los primeros dos Nefi parecen haber sido organizados de esta manera. Aun mas interesante resulta ser la estructura del Libro de Mosiah, el cual es organizado como un complejo quiasmo centrado en las enseñanzas mesiánicas de Abinadi, y poniendo énfasis en las enseñanzas de Benjamin y de Mosiah.

El quiasmo de Mosiah es tan complejo que contiene aun mas elementos que los nombrados, por ejemplo, en su primer versículo, Mosiah 1:1 habla de "una paz continua" en la tierra, atribuida al buen reinado de Benjamin, y al finalizar el libro nuevamente se refiere a que se había establecido "la paz en la tierra", atribuida al trabajo hecho por Mosiah y los Jueces.Como mencione antes, el punto focal del Libro de Mosiah constituyen las enseñanzas Mesiánicas de Abinadi (para variar, Cristo es el centro del Libro de Mormón), precedidos y continuados por las enseñanzas del rey Benjamin y del rey Mosiah, y los resultados de no vivir el evangelio y de seguirlo. Difícilmente alguien pudo haber escrito esto y en forma accidental resultar los niveles de paralelismo que exhibe el texto completo, a menos que hubiese venido de una cultura en la cual este tipo de escritura halla sido algo de su tradición. Quizás el mayor y mas hermoso ejemplo de quiasmo del Libro de Mormón (y quizás de todas las escrituras(, lo constituye el capitulo 36 de Alma, con su quiasmo en torno a Cristo. Alma 36 está centrada en la experiencia de Alma cuando en profunda desesperación a causa de sus pecados recuerda el nombre de Cristo, se entrega a el, y es redimido:
Alma no pudo haber encontrado una mejor expresión literaria para colocar a Cristo en el centro mismo de todas las cosas, que como lo hizo en este ejemplo de quiasmo. Alma 36 es aun mas complejo, ya que el anterior fue solo un esquema rápido, pero el capitulo aun esconde quiasmos mas complejos, sin embargo, el poder de Alma 36 es la belleza que encierra su mensaje: La amor en la enseñanza de un padre a un hijo, el relato del dolor de lo que experimento Alma por causa de sus errores y su conversión, todo centrado en Jesucristo, el Hijo de Dios, y la paz y gozo que vino a el gracias al poder del Señor. Alma 36 es hermoso, una de las piezas mas hermosas de literatura antigua, y es una prueba mas del origen del Libro de Mormón.Conclusiones.Los textos que vimos son ejemplos espectaculares en escritos antiguos. Son ejemplos espectaculares de estructura quiásmica de la cual José Smith nada sabía, de la cual en realidad nadie de esa época sabía. Apenas fueron descubiertos en escritos antiguos en este siglo. Son ejemplos tan interesante que muchos estudiosos no mormones han quedado sorprendidos por su existencia en el Libro de Mormón, ya que evidencia los orígenes en escritura semítica antigua, y no una forma literaria del siglo XIX.Ya que es evidente que un joven campesino de 20 años muy difícilmente pudo haber escrito formas literarias tan complejas como esta, algunos detractores del Libro de Mormón comienzan a sostener que realmente se trato de una traducción, sin embargo, con un origen distinto al conocido, por ejemplo se encuentra en un libro de Loftes Tryk: "The best kept secrets in the Book of Mormón". El opina que el Libro de Mormón se encuentra con elegantes ejemplos de quiasmo y otras complejas estructuras literarias, que son imposibles sin un alto trabajo intelectual, debido a el estilo casi de computadora en la selección de las imágenes e ideas y su precisión al ponerlas en cada parte de la historia. Para el, Alma 42 constituye una formidable pieza de escritura, brillante e inigualada en cualquier parte de la literatura, demasiado para cualquier ser humano, por lo cual la única explicación razonable es un origen sobrenatural, bueno, el lo describe como un origen por el poder sobrenatural de Satanás (supongo que para confundir). Bueno, es una explicación de donde vienen los quiasmos, ya que José Smith como autor realmente no calza. Sin embargo, a quienes dan este argumento acerca de su origen solamente le pediría que leyese aquellos versículos del Libro de Mormón, que mirasen por ejemplo Alma 36. Que liberándose de los prejuicios que pudiesen tener, que vean la belleza de cómo Cristo es el centro de un mensaje de mensaje de redención. Que tal como todo el libro, el centro es Jesucristo, y que una vez que lo lean, realmente y con honestidad, mediten sobre quien pudo haber sido su autorEl Libro de Mormón tiene un origen divino y antiguo, y ha sido escrito y preparado por profetas del Señor en la antigua América para ser un testimonio de Jesucristo, y una ayuda para cada uno de nosotros para acercarnos a El.El estudiar y comprender el quiasmo nos ayuda a entender mejor el mensaje, un mensaje centrado en Nuestro Salvador, Jesucristo.

1 comentario:

  1. sencillamente hermoso, inspirador, gracias por compartir tan grandes conocimientos.

    ResponderEliminar